Mujeres sobre ruedas. Empoderamiento femenino.

Septiembre 13, 2018

La vida sobre dos ruedas hace mucho tiempo dejó de ser un tema exclusivo de los hombres. De hecho, desde sus inicios las mujeres han sentido atracción por las motocicletas, aunque no se les concediera el permiso de conducción. Y es que los hombres no fueron los únicos que nacieron para romper reglas; ni los únicos que disfrutan de la libertad de ir y venir cuando deseen y a dónde lo deseen. Fue en 1915 cuando una madre y su hija sentaron precedente recorriendo Estados Unidos de costa a costa; en 1937 Sally Halterman fue la primera mujer en gozar los beneficios de tener un permiso de conducción y rodar legalmente. Desde ese entonces, las mujeres han descubierto en las motos experiencias únicas, construyendo comunidades de máquinas con cilindrajes y tamaños de todo tipo, viajando por el mundo y disfrutando día a día los beneficios de este estilo de vida. Por las razones que se exponen a continuación, las mujeres dejaron flechar su corazón por el motor de una motocicleta:

Porque una mujer en moto se siente capaz y decidida:

Cuando manejas una moto, sientes que el camino es tuyo y que tienes la certeza de saber hacia dónde vas.  Súbete en una por primera vez y experimenta la libertad de elegir tu propio camino y tu propio destino.

Porque una moto es una terapia:

No importa cuántas veces subas a tu moto, siempre vas a sentir que es como la primera  porque apenas aceleres vas a olvidarte de tus problemas y con la ayuda del viento soplando en tu cara, vas a dejar atrás cualquier pensamiento que te atormente.

Porque vas a tener poder y total control:

Cuando manejes tu moto disfrutarás saber que eres tú quien está a cargo del control de la situación

Porque una moto te permite ser más osada:

Cuando estés en una moto tendrás la tentación de atreverte a hacer piruetas o a rodar por caminos estrechos y algo rocosos para llegar al lugar que quieres o simplemente por pura diversión. Eso sí, siempre deberás ser precavida.

Porque una moto te da confianza en ti misma:

Según un estudio realizado con una importante compañía de motocicletas, las moteras se perciben ellas mismas como mujeres más seguras que las mujeres que no utilizan motocicleta.